Pulga Rodríguez: "La Copa Sudamericana es mi sueño y está cerca"

El ídolo que sueña con consagrarse campeón de la Copa Sudamericana

El Pulga Rodríguez es ídolo de Atlético Tucumán y durante más de diez años le dio alegrías al club. Ahora, defiende los colores de Colón y lo hace con pasión y entusiasmo. Su vida parece estar repleta de serendípias, una palabra curiosa que refiere a un descubrimiento, valioso e inesperado que se produce de manera accidental, casual o por destino, o cuando se está buscando una cosa distinta. Algo así le ocurrió con el Real Madrid… A los 15 años participó de una gira y  la Selección de México lo convocó a jugar un amistoso con el Real Madrid, pero su representante se negó ya que ese día tenían que tomar el vuelo de regreso. Aun así, lo inesperado ocurrió y el vuelo se canceló. Los tiempos daban a la perfección. Se probó, los entrenadores quedaron conformes y querían ver más fútbol del Pulga, pero no. Su representante no quiso y volvió a Racing de Córdoba.

Durante su carrera pasó por varios clubes. En su momento eligió dejar el fútbol profesional y optó por jugar en una liga local con el carnet de otro jugador. El problema fue su calidad. En un partido anotó 12 goles y desde La Gaceta de Tucumán querían entrevistar al goleador. El Pulga salió en el diario, pero no pudo jugar más en el torneo. Hoy viste la camiseta del Sabalero y la cinta de capitán le sienta bien. Se identifica con los valores del club y habla del conjunto de Santa Fe como si fuera su casa.

- ¿Qué te genera la Copa Sudamericana?

- Obviamente que uno está pensando en el torneo y trata de que sea lo primordial. Pero la Copa Sudamericana es mi sueño y está cerca. La realidad es que estamos en la semifinal y a tres partidos de conseguir ese logro que, por los años que tiene el club, no pudo conseguir. Estamos a tres partidos de poder gritar campeón en una copa internacional. La Copa Sudamericana me llena de ilusión, me acerca al sueño de ser campeón en el fútbol máximo

- ¿Cómo es el hincha de Colón?

- Es un hincha que tiene nuestra misma ilusión, pero a veces la ilusión los traiciona justamente porque son hinchas. Ellos reaccionan de una forma porque aman al club. Ellos dan el día a día por los colores, se bancan los viajes, el frío, el viento, el sol… Están constantemente con esos colores y a veces los traiciona y los lleva al otro ámbito. Al de estar impacientes o insultar, pero la verdad es que en el partido de Copa Sudamericana contra Zulia de local, el estadio estaba hermoso. Ver al hincha con esa ilusión, ese sueño y sentir que está igual que nosotros, es hermoso. Te lo hacen saber en la calle cuando vas caminando. A veces te dicen que prefieren salir campeones de la Sudamericana y no les importaría descender. Uno desde adentro dice: "No, yo no me quiero ir a la B. Yo quiero salir campeón y clasificar hacia otra copa internacional”. Al hincha se lo ve muy entusiasmado con ese sueño, ojalá que el 9 de noviembre estemos festejando en Asunción.

- Vos llegaste a Colón este año y ya fuiste capitán del equipo ¿cómo pasas tan rápido a ocupar un lugar tan importante?

- Desde que llegué acá construí una confianza muy buena con el grupo. Demostré la sinceridad que tengo al hablar… Soy un jugador que, si bien hace 8 meses que estoy en la institución, tengo un temperamento más o menos alto dentro de la cancha. Afuera soy mucho más tranquilo, pero en el partido hablo mucho. Trato de estar en el detalle, en esas cosas para que tratemos de no perder un partido o estar concentrados los minutos que dura un partido. Me gané esa confianza del grupo entonces, si bien me eligió Pablo Lavallén, la verdad es que siento que tengo el respaldo de mis compañeros para llevar esa cinta.

- ¿Cómo se patea un penal al estilo Pulga Rodríguez?

- La verdad es que es complicado patear un penal así porque es muy riesgoso por el tema de que tenes que mirar al arquero, mirar a la pelota, es complicado. He errado también así. 

- ¿Qué hacés? ¿Te parás en frente a la pelota y qué haces?

- Voy a patear con total tranquilidad el penal sabiendo que es una lotería. Te lo pueden atajar o lo podés hacer… el que tiene todo por perder es el jugador. El arquero si adivina y ataja, es un héroe, y si es gol es porque estás a doce pasos. También lo practico mucho con mis compañeros. A veces es difícil porque después los enfrentas y saben para dónde pateas. 

- ¿Cómo puede ser que cada gol que hacés nos da a todos la sensación de que es un golazo?

- No sé, la verdad es que a veces son goles lindos. En Atlético hice muchos lindos. Acá en Colón no tanto, salvo el de Zulia que también me gustó y lo puse entre los mejores goles de mi carrera y más importantes porque se consiguió algo histórico, llegar a la semifinal. Fue lindo por cómo se dio: los rivales se caían, parece que estaba resbalosa la cancha, el arquero se tiró para el otro lado, pero en Atlético también metí muchos goles lindos. 

- ¿Si tuvieras que elegir un gol, cuál elegirías?

- Si elijo uno de Colón me matan en Atlético y si elijo uno de Atlético me matan en Colón....

- Elegí uno y uno...

- Con Atlético elijo el gol a Tigre, el 3 a 0 en Tucumán. Fue de zurda, por arriba de mi amigo Batalla. Y acá en Colón el de Zulia. Los dos de zurda.

Cerrar