Pulga Rodríguez, en el nombre del padre

A días que falleciera su papá, anotó el gol del triunfo para Colón

El Pulga Rodríguez es un hombre de pueblo que disfruta de los mates en familia y siente el fútbol como pocos. Habla de este deporte como su mayor pasión y su motor para seguir adelante incluso en los momentos más difíciles. Este domingo la vida lo golpeó y falleció su papá. Aun así, el fútbol no tiene descanso y este jueves Colón se enfrentaba ante Atlético Mineiro por el partido de ida de la semifinal de la CONMEBOL Sudamericana y el Pulga quiso estar a pesar del dolor. 

Durante los 90 minutos mostró su impronta, pero el gol tardó en llegar. Fue a los 86 que el ídolo marcó el segundo tanto del partido y emocionó a todos los hinchas con su festejo. Los ojos se le llenaron de lágrimas, el pecho de emoción y miró al cielo. Estaba claro a quien invocó al mirar hacia arriba: a su papá. Desde la hinchada los aplausos se sintieron con más fuerza de lo habitual y una bandera de apoyo que decía "Para tu papá, sos eternamente su ídolo", lo emocionó. 

Luego de que el árbitro anunciara el final, el Pulga declaró: “Estaba en un momento muy complicado de mi vida familiar y decidí jugar este partido que marca la historia del club. El domingo perdí a mi padre y gracias a Dios el viejo ahí arriba nos ayudó para ganar este partido”. El Pulga es todo esto junto: fútbol, pasión y familia. Es habilidad y emoción, porque su calidad de juego deslumbra y su sensibilidad emociona. E incluso en los momentos más duros, es la pelota la que calma su dolor. 

Cerrar